Los Géneros en la fotografía

Aunque parezca un aspecto menor, la división genérica es aspecto que se mantiene presente en ámbito artístico. Esta necesidad de generalización no se puede dejar atrás por la constante necesidad de categorización que posemos los seres humanos, no solo Kant hablaba de estos temas con sus categorías, sino que más adelante los estudios de la escuela de la Gestalt, y sobre todo los realizados por el psicólogo Wolfgang Köhler y más adelante ampliado por Daniel Kahneman y Amos Tversky, con su teoría de los heurísticos, desarrollan ampliamente esta temática y nos permiten ver como el hecho de categorizar hace parte de nuestra propia naturaleza y por tanto no puede ser dejado en un segundo plano. Pero ¿en qué reside la importancia de los géneros en la fotografía?

En la fotografía este fenómeno no solo se limita a ser una división, también representa un condicionamiento en la obra del artista debido a que muchas veces se mantiene la consideración del género como la especialización del mismo, hecho que hereda de la pintura (Picaudé/Arbaïzar, 2004). En esta consideración también se debe tener en cuenta que la división genérica de la fotografía abarca desde el formato hasta el soporte de la misma. Si pensamos en una división “clásica” podemos distinguir cuatro ramas: medios técnicos, practica social, los objetos representados y el soporte (Schaeffer, 2004; Picaudé/Arbaïzar, 2004), pero esta división no es férrea ya que si bien es cierto que cada una es valida por si misma, una misma obra tiene cabida dentro de las cuatro. Por ejemplo si pensamos en “Muerte de un miliciano” de Robert Capa podemos decir que es una captura analógica, probablemente de 35 mm (formato), parte del reportaje “Death in Spain: the civil war has taken 500.000 lives in one year” de la revista Life (soporte) con fin de ilustrar y documentar la situación social de la guerra civil española (razón social) donde vemos el retrato de un soldado cayendo de un disparo (objeto representado). Este mismo ejemplo, con las misma o distintas variables, lo vemos innumerables veces en toda la historia de la fotografía y se debe a que estas divisiones son muy planas e incompletas.

Fuera de las cuatro divisiones ya mencionadas la fotografía ha evolucionado tomando generalizaciones de otras artes como la pintura, o la literatura en menor medida. Sin embargo presenta el mismo problema que las categorías anteriores, aunque a diferencia de ellas estos géneros no se juntan de una forma medianamente armónica, el problema no solo se hace latente en artistas como Ciuco Gutiérrez que transgrede la frontera entre los géneros, en este caso bodegón y retrato, sino también en los propios géneros nacidos en la fotografía. Esto podemos pensarlo en dos fases, la primera es la de los géneros concebidos puramente en la fotografía, como el fotoperiodismo, que a su vez se ha subderivado en una infinidad de géneros, en él (y en sus subgéneros) vemos una mezcla de otras categorías como el retrato, el paisaje o el bodegón, pero todas unidas por una razón social. Esto nos lleva a pensar que unas categorías se complementan a otras.

De la misma forma en la segunda fase vemos como las categorías provenientes de otras artes sirven como enlace para géneros “puramente fotográficos” con otros géneros como es el caso de la fotografía publicitaria de producto y un bodegón.

Este proceso de relación mutualista entre géneros crea una nueva visión sobre que puede ser una separación valida o no. La división por géneros empieza a ser obsoleta desde el siglo XIX con eventos como la aparición de las vanguardias y más adelante la inserción del arte moderno (Arbaïzar, 2004). Pese a esto Óscar Colorado Nates propone una nueva categorización para la fotografía artística contemporánea: Conceptual, Narrativa, Impasibilidad, Ciudad y Cotidianidad, Retrato, Objetos, Autorretrato, Archivo-Historia-Huellas-Memoria, Apropiación e Intimidad (Nates, 2012), esta interpretación más moderna de la fotografía refleja la hibridación de los antiguos géneros, pero vemos como unos se pueden complementar con otros igual que anteriormente. También es cierto que dentro de estas categorías se comete el error de excluir (en algunos casos injustificadamente) a la fotografía científica, elemento que muchas veces atraviesa la frontera hacia lo artístico.

Intentar mantener la idea de crear una categorización exacta y férrea parece una idea anticuada, y seguramente lo sea. Igualmente no podemos pensar en las divisiones genéricas como elementos de segundo plano, tal vez nuestro error ha sido intentar romper las fronteras de los mismos haciéndolas más fuertes. Solo entendiendo el género como una pequeña partícula que necesita de otras para poder estar completa no lograremos la construcción de una nueva generalización fotográfica. Lo que si hemos de tener claro a la hora de enfrentarnos a esta cuestión es que una foto debe de ser autosuficiente y a partir de ella crear su generalización, pero nunca el efecto contrario (exceptuando casos muy específicos como la apropiación) ya que la misma grandeza de una obra puede llegar a superar incluso a los escasos medios que poseemos para su clasificación y su misma naturaleza terminará por buscar la categoría correcta para la misma. Por estos motivos juzgar una imagen basándose únicamente es una cuestión tan plana seria incorrecto, pero no una acción absurda ya que el género termina siendo un reflejó, bastante objetivo, ante el público y la critica de la calidad de la obra frente a la intención del artista, aunque sea en el ámbito comunicativo, ya que este determinara el rumbo que el espectador tomo al examinar la imagen, y en este papel es donde radica la verdadera necesidad de los géneros de la fotografía moderna.

Jorge Serrano

26/02/2016

Bibliografía

Arbaïzar, P. (2004). París, Biblioteca Nacional de Francia. La recepción de la Fotografía. En P. /. Picaudé/Arbaïzar, La Confución de los géneros cinematograficos (págs. 72-84). Barcelona: Gustavo Gili.

Martínez, A. (2007). Documentalidad y artisticidad en el medio fotográfico. UOC.

Nates, Ó. C. (05 de 08 de 2012). http://oscarenfotos.com. Recuperado el 19 de 12 de 2015, de http://oscarenfotos.com/2012/08/05/generos-y-subgeneros-en-la-fotografia-contemporanea/

Picaudé/Arbaïzar, P. /. (2004). La practica de los géneros fotograficos. En P. /. Picaudé/Arbaïzar, La confusión de los géneros fotograficos (pág. 107). Barcelona: Gustavo Gil.

Schaeffer, J.-M. (2004). La fotografía entre la visión e imagen. En P. Picaudé/Arbaïzar, La confusión de los géneros fotograficos (págs. 16-22). Barcelona: Gustavo Gili.

Sicard, M. (2004). Entre el arte y la ciencia. En P. Picaudé/Arbaïzar, La confusión de los géneros fotograficos (págs. 176 – 184). Barcelona: Gustavo Gili.

Villaseñor, E. (2015). LOS GÉNEROS EN EL FOTOPERIODISMO Enri. En E. Villaseñor, LA FOTOGRAFÍA PERIODÍSTICA MEXICANA EN EL MARCO DE LA BIENAL DE FOTOPERIODISMO Y DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS. México D.F.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s